Medio Ambiente

Reciclaje como última fase

reciclaje

Reciclaje como última fase es un articulo realizado en base al contenido elaborado por la Lic. Nadia Lavroff, Lic. En Gestión Ambiental con amplia experiencia en materia de reciclaje y economía circular. Además, es docente del curso de Reciclaje de la plataforma Greentech. Se expone a continuación parte del desarrollo académico correspondiente a tal formación.

Cada tipo de material genera impacto en todo su ciclo de vida. 

1)En primer lugar hay que tener en cuenta todas las actividades que generan residuos para producirlos, como la extracción de materias primas, la fabricación, y el despacho

2)Luego tendremos el uso que se hace de ellos por parte de los consumidores. 

3)Por último los impactos relacionados con la gestión de estos materiales al convertirse residuos, incluyendo la recolección, el tratamiento y el vertido

Si son materiales que se están reciclando y existe un circuito específico para ello, existirá además una recolección o logística diferentes. Incluirá una segregación o separación de acuerdo al tipo de material, posiblemente existirá un acopio importante, con un posterior enfardarmiento y venta a industrias que realizarán el reciclaje propiamente dicho (involucrando transformaciones físicos y/o químicas para obtener nuevos productos). 

Reciclaje como última fase: Circuitos previos

Como vemos el ciclo contiene muchas etapas, cada una con impacto ambiental importante. Aplicando las “R” de manera jerárquica veremos que rechazando o reduciendo el consumo de ciertos materiales o productos que no necesitamos, directamente no se da inicio al ciclo. Si aplicamos la estrategia de Reutilizar o Reparar los impactos frenaran en la etapa de consumo (2). Si ya llegamos a la etapa donde solo podemos Reciclar (Lo cual signifca que tal material no se pudo ni reducir, ni reutilizar, ni reparar) vemos que la fase número 3 de tratamiento de residuos se deja de lado pero se suplanta con el circuito de reciclaje que también tiene su impacto. Por lo general que un residuo ingrese al circuito de reciclaje en vez de ir directo a la disposición final tiene un mayor impacto ambiental, pero no hay que perder de vista que reciclar o utilizar residuos como materia prima nos está aliviando la fase 1, la etapa de producción, específicamente en la extracción de materias primas. Para asegurarse que llegando a esta etapa tenga sentido entrar en el circuito de reciclaje es preciso por un lado acompañar con educación ambiental para que a partir del reciclaje se comience a trabajar fuertemente en la reutilización y reducción, y por otro lado incorporar a sectores relegados de la sociedad en el circuito de reciclaje para impactar también socialmente. 

Reciclaje sin una concientización ambiental correcta ni inclusión social es solo un negocio tradicional más de la economía lineal. Esta concientización ambiental tiene su base en conocer los materiales que se están reciclando y cuáles no. 

Materiales reciclables y no reciclables:

1.Por un lado tendremos los materiales que no son (aun) técnicamente reciclables, es decir no existe una tecnología o proceso actualmente. 

2.Por otro lado tendremos los materiales que son técnicamente reciclables, es decir existe una tecnología disponible, pero quedan fuera del circuito porque no es rentable para las partes involucradas. 

3.Por último tendremos aquellos que son reciclables y rentables. Además de los aspectos técnicos, el desarrollo de circuitos de recupero y el aumento de volumen de reciclado pueden llevar a que un material que no se recicla, por no ser rentable, se convierta en un desecho valioso en el futuro. Esto puede pasar si disminuyen los costos del proceso de reciclado o aumenta el valor del material.

¿Es sostenible el actual sistema de consumo y producción humano?

La respuesta es no. El actual sistema está basado en una economía lineal extractiva, donde el sistema socioeconómico que hemos creado se encuentra (en nuestras mentes) independiente del Ecosistema global o en otras palabras de la tierra y sus formas de vida. Siguiendo a Daly y Farley (2004), nuestros sistemas económicos solo se han entendido como un proceso aislado del contexto natural. Siempre encontraremos una fase de extracción de recursos (materia o energía) seguida por un proceso productivo y el posterior consumo. Al final de este proceso encontraremos la generación de residuos en forma de materia o energía degrada. Pero el planeta es finito. Sus recursos como también su capacidad de regenerarse y de ser sumidero de todos nuestros desechos también tienen un límite. Ese límite ya está actuando y por eso día a día vemos las consecuencias de exigir y presionar al máximo esta capacidad. Quédate atento al blog, en próximos artículos podrás enterarte del tratamiento de cada material en particular.

Deja un comentario