Jardinería

Mi huerta agroecológica 

Una huerta agroecológica es un espacio de cultivo destinado a la producción de frutas y verduras mediante la implementación de técnicas amigables con el medio ambiente. 

El concepto agroecológico se basa en la utilización de materiales reciclados para la producción, por ejemplo macetas hechas de botellas recicladas. También, en una huerta agroecológica se aprovechan los residuos orgánicos para hacer compost y por supuesto, no se utilizan productos químicos contaminantes. 

Implicaciones sociales de la huerta agroecológica: 

Algunos grupos familiares, comunidades y organizaciones suelen unirse para crear sus propios huertos. Esto genera fuertes vínculos sociales en estas agrupaciones, al mismo tiempo estos modelos cooperativos son una fuente generadora de empleo local.

Muchas veces al escuchar el concepto de huerta agroecológica se suele sumar también el concepto de soberanía alimentaria. El término se puede traducir en independencia de alimentos y se trata en específico de producir nuestros propios alimentos para no depender de las grandes cadenas de supermercados o de monopolios alimenticios a la hora de comer. 

Por eso la huerta agroecológica cumple un rol social fundamental ya que, si es bien gestionada podremos obtener esa soberanía alimenticia anhelada y reducir de manera importante los costos de comida para un grupo familiar o social. 

Implicaciones a la salud:

Producir alimentos en nuestro hogar gracias a la implementación de una huerta agroecológica es muy beneficioso para nuestra salud. La calidad de la comida producida en casa es superior a nivel nutricional comparada a la que podemos obtener en el supermercado. 

Al mismo tiempo se trata de alimentos libres de químicos nocivos para nuestra salud como herbicidas, fungicidas e insecticidas que se utilizan en modelos productivos tradicionales. 

Otro beneficio de tener una huerta en casa puede ser también el ejercicio físico que implican los procesos de construcción, producción y mantenimiento de la misma. 

Al mismo tiempo puede ser beneficioso para la salud mental de las personas, el simple hecho de dedicarse a una tarea diferente y acompañar a las plantas en su crecimiento es muy reconfortante y útil para desconectar de la rutina.

¿Qué recursos necesito para construir mi huerta agroecológica?

1- El punto de partida es conseguir el espacio adecuado para instalar el cultivo. El lugar de destino de nuestras plantas puede ser directamente el suelo o también, podemos utilizar macetas y canteros. 

No necesitas invertir en macetas, lo puedes hacer utilizando botellas recicladas: 

En caso de no contar con un espacio determinado podemos crear estructuras verticales para tal fin. Si te interesa tenemos un curso sobre cultivos verticales. LINK: https://www.greentecher.com/curso/jardines-verticales/

2-  El lugar para nuestro huerto debe tener acceso a la luz solar y debe contar con una fuente de agua para el riego. 

3-  Es recomendable enriquecer el suelo antes de la colocación de nuestros plantines. Esto se puede lograr con la gestión de un compost propio, abono y recursos vivos como lombrices de tierra. Mezclar la tierra original del suelo con un sustrato puede proporcionar una superficie favorable para el desarrollo de las raíces y una correcta distribución del agua. 

Recomendaciones a la hora de comenzar un tu propio huerto agroecológico

  • Para quienes son nuevos cultivando se recomienda iniciar con variedades de hortalizas más rústicas y qué menos cuidados requieran. La papa, el zapallo, el maíz y la acelga por ejemplo, son verduras que requieren menos cuidados y son capaces de crecer en cualquier lugar. Estás alternativas son excelentes para ir aprendiendo el trabajo que conlleva un huerto propio e ir tomando experiencia. 
  • Antes de plantar debes aprender el calendario de siembra. Si bien hay variedades de hortalizas que crecen y dan frutos durante todo el año, algunas son adecuadas para temporadas específicas. Por ejemplo, la temporada óptima de siembra para el zapallo es entre octubre/noviembre para ser cosechado de 120 a 150 días posteriores. 

Lectura recomendada sobre calendario de siembra: https://inta.gob.ar/documentos/calendario-de-siembra

  • Protege tus cultivos de fríos extremos o heladas: Generalmente algunas verduras de hoja como por ejemplo la lechuga o la espinaca son susceptibles a temporadas de bajas temperaturas. El frío puede quemar sus hojas o desencadenar una pérdida total de nuestras hortalizas. 

Por eso es beneficioso cultivar estas variedades en invernaderos o bajo capas protectoras. Se recomienda la utilización de lonas transparentes ya que estas cumplen una doble función: Protegen a la planta y facilitan el acceso a la luz solar.  

Pequeño invernadero para la gestión de cultivos domésticos

Nuestro ultimo consejo para tu propia huerta agroecológica es que vayas paso a paso, experimentando y aprendiendo de los errores en el proceso. Para conseguir buenos resultados debemos comenzar sembrando pocas variedades de cultivos e ir probando. Aunque parezca una tarea sencilla se trata de algo muy complejo, ten en cuenta que estás trabajando con la fuerza de la naturaleza, por ende somos nosotros los que debemos acoplarnos a sus tiempos y darle el respeto que se merece.

Deja un comentario