Gestión ambiental

Cómo hacer un plan de Gestión Ambiental

plan de gestion ambiental

Toda empresa debe hacer un plan de gestión ambiental. No solo porque es un requisito de ley, sino porque con ello logra prevenir, controlar y reparar los posibles daños que sus actividades tienen sobre el medio ambiente.

Es por ello, que cada día se suman más y más empresas al compromiso de cuidar al planeta. Tanto así, que muchas ya cuentan con plan de gestión ambiental en la empresa que les permite alcanzar los objetivos ambientales, sociales y económicos. El consumidor actual, se ha validado que esta dispuesto a pagar un diferencial por productos y/o servicios responsables.

Sin embargo, para elaborar un modelo de plan de gestión ambiental, es necesario realizar evaluaciones previas, conocer técnicas de trabajo y planificar las acciones a seguir para revertir el posible daño al medio ambiente por parte de la empresa.

Puede que esto te suene fácil de hacer pero la verdad es que, si no se tienen los conocimientos necesarios en el tema será poco lo que se pueda lograr, de hecho, puede que ni siquiera sepas por donde comenzar.

Por eso, aquí te vamos a presentar cómo hacer un plan de gestión ambiental, las fases para implementar el sistema de gestión ambiental según la norma ISO 14001 y cuáles son los beneficios que este tiene para la empresa. ¡Comencemos!

Pasos para hacer un plan de gestión ambiental

Para hacer un plan de gestión ambiental exitoso, se deben cumplir al menos 4 etapas. Las mismas, deben ser ejecutadas de forma organizada para poder obtener los resultados esperados.

1.      Planificación

En este punto de debe definir cuál es la postura de la empresa en su relación con el medio ambiente. Por lo que, es necesario realizar una revisión previa para identificar qué actividades de la empresa tienen un efecto negativo con el medio ambiente.

De allí, que la empresa pueda establecer cuáles son sus objetivos ambientales y las acciones necesarias para lograrlos.

2.      Implementación

Aquí es donde se ponen en marcha las medidas que se han establecido en el plan de protección ambiental de la empresa y que han sido definidas en el paso anterior.

Es necesario que en este paso se designe el personal a participar, los recursos financieros y físicos, los canales de comunicación, procesos y controles.

3.      Monitorización

También lo podemos llamar seguimiento o verificación de los planes y programas ambientales que lleva a cabo la empresa. Aquí, se debe comprobar que las medidas aplicadas estén funcionando de forma correcta.

Para ello, es necesario realizar un monitoreo de forma periódica o, auditorías ambientales de manera recurrente.

4.      Revisión y ajustes

Este es el último paso del plan de gestión ambiental. Aquí se debe hacer una revisión del proceso y se realizan ajustes en caso de ser necesario. Esto se logra, partiendo de los resultados que haya mostrado el auditor ambiental, con el fin de llegar a los objetivos propuestos.

Las empresas deben realizar ajustes y mejoras en el plan de adecuación y manejo ambiental, pues solo de esta forma, podrán establecer un modelo de producción más sostenible.

Normas ISO 14001
Imagen de rawpixel.com en Freepik

Implementar un Sistema de Gestión Ambiental ISO 14001 en empresas

En la norma ISO 14001, se conoce como Ciclo de Mejora Continuada a cada una de las etapas establecidas. Que no es otra cosa que los pasos a seguir para llevar a cabo la implementación del Sistema de Gestión Ambiental en la empresa.

Las etapas de las que te estamos hablando, son las siguientes:

1.      Política Medioambiental

Una vez que se conocen los daños que generan las actividades de la empresa sobre el medio ambiente, se deben definir las políticas medioambientales, con el fin de disminuir dicho impacto negativo. Para ello se toman en cuenta:

  • Los costes de los daños al ambiente
  • Grado de compromiso de la empresa
  • Recursos económicos y humanos que intervienen
  • Integración de la organización en las acciones medioambientales.

2.      Planificación medioambiental

En la planificación medioambiental entran en juego varios aspectos. Entre ellos están los siguientes:

  • Diagnosticar el impacto de la empresa en el medioambiente
  • Identificar el respaldo legal vigente de las actividades
  • Objetivos y metas a alcanzar
  • Programa de actuación
  • Establecimiento del programa de gestión ambiental a ejecutar, como el ahorro energético o el manejo de residuos peligrosos.

Todo lo anterior debe ir de la mano con las políticas ambientales que se han establecido en el paso anterior.

3.      Implantación del Sistema de Gestión Ambiental ISO 14001

En este paso deben estar involucrados todos y cada uno de los miembros de la organización, por lo tanto, los mismos deben contar con la información necesaria sobre las responsabilidades a cumplir. Para lograr esto, se deben considerar:

4.      Evaluación y revisión

En esta fase están incluidas las tareas de medición y seguimiento, con el fin de evaluar si la empresa está cumpliendo con sus obligaciones a favor del medio ambiente.

  • Verificación del desarrollo correcto del SGMA
  • Establecer medidas preventivas y correctivas en el plan
  • Revisión y mejora continua
  • Redefinir los objetivos en caso de ser necesario
  • Mejorar las políticas ambientales.

Para que todo esto tenga éxito, se debe hacer previamente una evaluación real de la empresa que, si bien es cierto no es obligatoria, nos daría un punto de partida importante.

Este diagnóstico lo puede realizar el departamento encargado de la empresa o, una persona externa, como un experto en gestión ambiental, higiene y seguridad.

Beneficios del plan de gestión ambiental

Por otro lado, existen diversos beneficios del plan de gestión ambiental para las empresas. Aquí te vamos a mencionar algunos de ellos:

  • Ahorro de costos

El gasto de las empresas disminuye a corto y largo plazo, cuando se realiza una inversión en tecnologías limpias y manejo adecuado de los residuos. Además, prepara a la organización para condiciones ambientales adversas a futuro.

  • Mayor eficiencia

Se emplea mejor la materia prima y, por lo tanto, mejora la calidad de la producción al optimar los procesos. Por otro lado, se corrigen los problemas internos de los diversos sistemas de la organización.

  • Cumplimiento legal

La empresa puede demostrar a las autoridades competentes su compromiso en el cumplimiento de las normativas vigentes relacionadas.

  • Mejora la imagen frente a los clientes

Se crea una imagen corporativa que cumple con las expectativas de los clientes actuales y más exigentes.

  • Minimiza las barreras comerciales

Con un correcto plan de gestión ambiental, las empresas pueden entablar relaciones comerciales internacionales con más facilidad. La certificación en norma ISO 14001 es un trampolín para alcanzar convenios con otras organizaciones certificadas.

Si estás preocupado porque no sabes cómo hacer un plan de gestión ambiental y, además, necesitas implementar la norma ISO 14001 en la empresa, desde Greentech contamos con un curso online en Normas ISO 9001 y 14001 que te permitirá conocer y poner en marcha este proceso de forma exitosa.

Las normativas internacionales son cada vez más adoptadas por las empresas.

Preguntas Frecuentes

¿Quién puede hacer un plan de gestión ambiental?

Un profesional en ingeniería, sociales, biología o geología. También puede hacerlo una persona interna o externa a la empresa, siempre que esté certificado en dicha área.

¿Cuál es el objetivo de norma ISO 14001?

Mejorar las gestiones de los procesos ambientales de la empresa, para que las mismas, logren un mayor y mejor control de sus procesos, consumos y residuos.

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *